lunes, 14 de septiembre de 2009

Hay que ser Noruego para hacer esto!

Uno de esos domingos por la tarde que estaba aburrido me fuí a pasear por los alrededores de la ciudad. Después de unas 2 horas caminando desde la puerta de casa me llevé una grata sorpresa. Estaba en un alto llamado Rundemannen y me pareció ver un "piedro" con una silueta curiosa. Tenía aún unas horas de luz y salí del camino para verlo de cerca. Esto es lo que encontré:
video
Por supuesto firmé en el libro de visitas y me llevé una tarjeta de contacto como marca el protocolo noruego en estos casos.
Desde entonces acudo a la galeria con cierta asiduidad, aunque me temo que el ritmo irá bajando a medida que se acerque el invierno.
Si me entero de alguna “Vernissage” os lo haré saber. Siempre podemos ir juntos y hacer turnos de dos en dos para entrar a visitar la exposición.
Ah!, no hace falta venir muy arreglado, unas botas de monte con cordones nuevos o unos esquís bien encerados son mas que suficiente. :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario